¿En qué consiste la Terapia de Grupos?

En esta modalidad terapéutica los clientes practican algunas destrezas aprendidas en sesiones individuales: auto-concienciación, auto-observación, comunicar, escuchar, empatía y compasión. Los/as participantes son animados/as a interactuar unos/as con otros/as de manera personal y espontánea. Esta forma de terapia trae a la luz y mejora los patrones experimentados y aprendidos en la niñez en escenarios de interacción grupal.

¿Pueden los/as Psicólogos/as recetar medicamentos?

Como regla, en Puerto Rico los/as psicólogos/as no proveen medicamentos y no se les permite recetar medicamentos. Pero hay más que decir sobre este tópico. En los Estados Unidos, hay unos pocos Psicólogos que están autorizados por el Departamento de Defensa a proveer medicamentos recetados para el tratamiento de enfermedades mentales. La millicia de los Estados Unidos reconoce la necesidad de tener Psicólogos/as involucrados/as completamente en el tratamiento de los trastornos mentales. Los/as Psicólogos/as licenciados/as en el Estado de Nuevo Méjico y Louisiana pueden recetar medicamentos también. Para hacer esto, a ellos le requieren tener un entrenamiento muy específico y ser supervisados por un médico.

The American Psychological Association (APA) está activamente involucrada en un esfuerzo para que los/as Psicólogos/as puedan recetar medicamentos de forma más amplia. Comprensiblemente, pero quizás no sabiamente, este esfuerzo está siendo debatido por la profesión médica. Muchos/as Psicólogos/as son ya expertos/as en medicinas psicotrópicas. Muchos/as proveen consultas a los médicos de práctica general en asuntos de medicación, y los/as Psicólogos/as están en la delantera de los estudios en esta área.

Los/as Psicólogos/as están aspirando al privilegio de recetar medicamentos en muchas partes del país, hay una clara necesidad para estos servicios. Muchas comunidades no tienen suficientes Psiquiatras para atender las necesidades del enfermo mental. Esto es así en los estados muy poblados y es especialmente evidente en áreas rurales, reservaciones indias y en áreas urbanas con alta densidad poblacional de envejecidos, pobres e inmigrantes. También hay una necesidad en nuestras prisiones y hospitales psiquiátricos del estado.

Los médicos generalistas a menudo proveen los medicamentos necesarios, pero muchos no poseen el “expertise” especial requerido para el tratamiento de disturbios psicológicos. Aun en casos de depresión general --una condición que es común y que puede ser devastadora-- los estudios repetidamente han encontrado que muchos médicos generalistas no están adecuadamente preparados para proveer diagnósticos adecuados y efectivos. Los/as Psicólogos/as están en búsqueda del privilegio de recetar medicamentos porque hay una necesidad definida y porque están cualificados y disponibles a responder a esta demanda.

Como profesión, la Psicología se está preparando para asumir un rol limitado en el uso de medicamentos a través de estudios y a través del establecimiento de programas de entrenamiento.


¿Funciona la psicoterapia?

Sí. Innumerables estudios demuestran que el tratamiento psicoterapéutico funciona. Los efectos se han medido en términos del funcionamiento mejorado, alivio de la ansiedad, reducción de la depresión y en casi toda otra manera donde el mejoramiento y efectividad se puede medir. De acuerdo al Cirujano General de los Estados Unidos: “Los trastornos mentales son tratables. La evidencia es abarcadora. El punto inescapable es que los estudios demuestran conclusivamente que el tratamiento es efectivo”. Lea aquí un artículo del Consumer Reports al respecto.

Se ha demonstrado repetidamente que la psicoterapia es costo efectiva. Pacientes que reciben tratamiento reducen la utilización de servicios cuidados de salud en un grado suficiente para completamente equiparar los costos de la terapia. Los pacientes tratados tienden a ser más saludables y usan menos cuidados médicos de todos los tipos. Ellos están menos días en el hospital cuando necesitan cuidado y visitan su médico con menos frecuencia. La razón es que un número sustancial de visitas médicas son esencialmente motivadas por estrés emocional o problemas relacionados al estrés.

Las empresas y la industria está bien consciente de este fenómeno y es por eso que los Planes de Asistencia a Empleados (PAE's) se han convertido en un paquete estándar de beneficios al empleado. Los empleados saben que el estrés contribuye significativamente a accidentes en el trabajo, productividad reducida, el sobreuso del tiempo por enfermedad, ausencias y costos médicos incrementados. Los patronos saben que los servicios terapéuticas son buenos.

OSHA, la Administración de Salud y Seguridad Ocupacional, ha identificado el estrés como una de las amenazas más grandes en el lugar de trabajo, y una de las más costosas si se deja sin tratamiento. Los/as Psicólogos/as han demostrado que el proveer acceso a tratamiento de salud mental es una de las mejores maneras que la sociedad tiene para reducir el costo del cuidado de la salud. Sí, la terapia funciona.

¿En qué consiste la adicción a la Internet?

Primero, vamos hablar de la adicción en general. Las adicciones propiamente tienen que ver mayormente con químicos --como, por ejemplo, el alcohol, nicotina u otras drogas-- o drogas que pueden crear una dependencia física y/o psicológica. Lo anterior es la posición científica oficial. Sin embargo, muchos/as Psicólogos/as opinan que cualquier tipo de comportamiento que es estimulante o que es gratificante puede ser adictivo. Cualquier comportamiento que provee refuerzo o sea gratificante puede convertirse en un hábito o compulsión, ya sean los juegos de azar, sexo, juegos de video, comida, Internet, vino o dulces.

Algunas veces echamos a un lado la evidencia de una adicción (como con el juego de azar) diciendo que la adicción es “meramente psicológica”. Esta no es una distinción acertada. Los estudios demuestran que una “adicción psicológica” puede ser tan poderosa como una que está basada en un proceso fisiológico, y que la “adicción psicológica” realmente involucra daños químicos y biológicos en el cerebro.


¿Cómo puedo saber cuando un hábito se ha convertido en una adicción?

Hay varios indicadores, entre ellos, te puedo mencionar: a) la inhabilidad de detener un comportamiento a pesar de las consecuencias severas en tu vida o en la vida de otro/as, b) la continuación persistente del comportamiento aun cuando signifique la negligencia de otros aspectos importantes en nuestras vidas, c) el engaño de nuestro sistema de valores cuando hay cambios de humor o estados alterados de conciencia asociados con el comportamiento adictivo, o d) cuando necesitas “más y más” de la experiencia o de la sustancia para así obtener el mismo grado de satisfacción.

¿Qué hace que la Internet sea adictiva?

La adicción a la Internet no está reconocida oficialmente como adicción. La gente se puede tornar compulsiva con cualquier comportamiento, pero hay unas características particulares del uso del Internet que pueden hacerlo peligroso. Estos incluyen: la presencia de refuerzo inmediato o gratificación, una sobreconcentración o “hiperfocalización” mientras estás en el comportamiento, una fijación emocional a la actividad, fácil accesibilidad de la actividad, el anonimato o la habilidad de esconder a otras personas el comportamiento. La Internet puede tener todas las características antes expresadas. El refuerzo inmediato está presente ya sea que la persona esté jugando en línea, hablando en chats o navegando en la red. Muchos usuarios encuentran en la experiencia una de extrema “hiperfocalización”, frecuentemente hasta el punto de perder la noción del tiempo por largos períodos. Especialmente cuando están involucradas las ciber-relaciones de sexo, se desarrolla una fijación muy intensa de forma rápida. Otras personas pueden desarrollar una fijación emocional en términos de su identidad, ya sea profesional o social.

La fácil accesibilidad es una característica del Internet en términos de su bajo costo, su disponibilidad las 24 horas del día y la cuestión es que puede ser accesado desde cualquier sitio. Casi siempre usado en la privacidad del hogar, permite las falsas identidades e interacciones.


¿Son algunas personas más propensas a volverse adictas a la Internet que otras?

A pesar de que la adicción a la Internet no es una condición oficialmente reconocida, se puede decir que esta conducta es un fenómeno de igual oportunidad y nadie debe considerarse inmune. No obstante, hay factores que pueden incrementar el riesgo de desarrollar esta conducta: ausencia de otros intereses o aislamiento social puede hacer a la persona más vulnerable. El abuso o adicciones pre-existentes se pueden fácilmente transferir al Internet, por ejemplo, los juegos de azar. La ansiedad social o nerviosismo pueden hacer que el Internet sea una alternativa atractiva. La baja estima personal, la pobre imagen del cuerpo propio o disfunciones sexuales que no se han tratado pueden añadirle atractivo a la Internet como un escape sexual.

¿Qué ayuda está disponible para alguien que está adicto a la Internet?

Irónicamente, una fuente inicial de ayuda está disponible en la misma Internet parra aquellas personas que se identifican como "adictos" a la Internet. Haciendo una búsqueda de términos como “adicción al internet” va a producirle muchos artículos y fuentes.

“Caught in the Net” por el Dr. Kimberly Young fue uno de los primeros libros escritos sobre la adicción a la Internet, e incluye la discusión de la reconstrucción de relaciones que han sido impactadas por la adicción al Internet. Ayuda más personalizada, asistencia individual se puede obtener buscando los servicios de un/a Psicólogo/a. El problema de la adicción a la Internet no es tan raro que usted tenga que buscar un “especialista en adicción a la Internet”. La mayoría de los psicoterapeutas están entrenados para tratar el comportamiento compulsivo, en conjunto con las dificultades asociadas de vivir y la angustia emocional que esto conlleva.

El buscar terapia es una movida inteligente, especialmente cuando usted ha notado patrones destructivos que usted no ha podido dejar.


¿Cuáles son sus políticas de confidencialidad o privacidad relacionadas con las comunicaciones a través del e-mail?

Hay algunos asuntos que usted necesita saber previo a comunicarse conmigo o con cualquier otro psicoterapeuta a través del e-mail. A pesar de que hay lugares cibernéticos que ofrecen consejería a través de la Internet utilizando “chats” y/o e-mails, mis servicios no son entregados a través de estos medios. Los servicios que ofrezco incluyen consejería, sicoterapia, evaluación, consultoría, terapia grupal y terapia de pareja. Le solicito a todos aquellos que estén interesados en mis servicios que hagan los arreglos para recibirlos en persona coordinando una cita de acuerdo a su conveniencia.

¿Debería someterme a un proceso de terapia individual o a un proceso de terapia de parejas?

Cualquiera de las dos. Las dos formas de tratamiento son beneficiosas. Piensa en lo que necesitas y cuáles son tus metas. Lo importante es tomar acción y empezar el proceso. Una vez decidas que sí es conveniente para ti la terapia, entonces podrás decidir junto a tu psicoterapeuta el mejor camino a seguir.

Si opto por la alternativa de terapia de parejas, ¿debo asistir a la primera sesión con mi pareja?

El que la pareja comience junta es la mejor alternativa. De esa forma tendré una mejor visión de quién es la pareja como pareja y ayuda a contextualizar la situación. Asimismo, se previene la confusión de alguno de los cónyuges que, tal vez, pueda pensar que el psicólogo o la psicóloga se ha aliado con el otro cónyuge. En mi consulta, se requiere que ambos/as cónyuges asistan juntos/as a la primera sesión.

¿En qué forma es diferente la terapia individual de la terapia de parejas?

La Terapia de Parejas implica una reunión que focaliza en la pareja como unidad. La meta del psicólogo o psicóloga es procurar el bienestar de la pareja como unidad y no necesariamente el bienestar individual de los cónyuges. Muchos de los problemas que los individuos entienden que les pertenecen a ellos de forma individual pueden ser considerados como situaciones que deben ser trabajadas y resueltas por la pareja como unidad.

¿Qué puedo hacer si tengo una emergencia?

Su primera opción es comunicarse con el servicio 9-1-1. A veces surgen emergencias y los clientes necesitan asistencia de inmediato. Ciertamente, habrá momentos en los que no estaré disponible, como por ejemplo, en el caso de enfermedad, vacaciones, viajes fuera del país, etc. En este caso, puede requerir hablar con algún terapeuta que yo haya dejado a cargo o puede contactar a su médico de asistencia primaria. En casos de ansiedad severa, depresión o tendencias suicidas u homicidas, el servicio de 9-1-1 y/o la Sala de Emergencia del hospital más cercano es ciertamente su mejor opción.

 

1 2 3 4 5 6 7 8