La confidencialidad y la comunicación privilegiada son derechos que poseen todos los clientes en el campo de la salud mental, sin embargo, la jurisprudencia actual establece unos límites a esta confidencialidad. Estamos obligados a divulgar su información confidencial si alguna de las siguientes condiciones existe:
  • Si usted representa un peligro para usted mismo/a o para otros/as.
  • Si usted está requiriendo tratamiento para evitar encarcelamiento o para permitirle a alguien cometer un delito.
  • Si hemos recibido una orden de la Corte para divulgar su información confidencial o si fuimos citados por la Corte para evaluarlo a usted.
  • Si su contacto con nosotros es con el propósito de determinar su cordura en un procedimiento criminal.
  • Si su contacto con nosotros es con el propósito de establecer competencia mental.
  • Si su contacto con nosotros requiere que emitamos un informe a una entidad pública o es una información requerida para ser registrada en una oficina pública, y si tal informe o expediente estará abierto para inspección pública.
  • Si usted es menor de edad y ha sido víctima de un crimen.
  • Si usted es menor de edad y entendemos razonablemente que usted ha sido víctima de abuso.
  • Si usted fallece y su información es importante para decidir asuntos relacionados con su testamento u otros asuntos legales relacionados a su deceso.
  • Si usted radica una demanda en nuestra contra o si nosotros radicamos una demanda en su contra.
  • Si la Corte lo ordena a raíz de usted haber radicado una demanda en contra de alguien y ha reclamado daños emocionales como parte de su causa de acción.
  • Si usted ha cedido sus derechos de privilegio o nos ha dado su consentimiento para una divulgación limitada o completa de su información.
  • Si su compañía de seguro está pagando por nuestros servicios y requiere revisar su expediente.
  • Si entendemos que un/a niño/a, un envejecido/a o discapacitado/a está siendo abusado/a física o emocionalmente.
  • Si es necesario proteger la propiedad de otros/as.
  • Si usted es menor de edad y sus padres requieren alguna información, según estipulado por ley.
  • Si usted radica una querella en contra nuestra ante la Junta Examinadora de Psicólogos de Puerto Rico y estos requieren revisar su información confidencial.
  • Si usted radica una querella ante la Comisión de Compensación en el Trabajo y ésta requiere revisar su información confidencial para poder determinar su elegibilidad para beneficios.
Es nuestra práctica informarle a nuestros clientes de antemano si surge la necesidad de divulgar su información confidencial. De tener usted alguna pregunta con respecto de estos límites de la confidencialidad, por favor, discútala con nosotros.